Laca en los pezones

CONOCER A ALGUIEN CON ILUSIÓN Y ACABAR ODIÁNDOLO.

Es lo que tiene crearse falsas expectativas.

1- Salgo de fiesta con amigos. No espero nada de la noche, solo reírme y pasarlo guay con ellos, van pasando las birras y entonces es cuando la noche se convierte en una noche más y aparece él, “el francés” es taaaaan guapo, está taaaan bueno, es tan francés… y tu estás tan en plan folio en blanco, hambrienta de nuevas aventuras, nuevas experiencias y además te sientes taaaan bien, así que como además, quieres hacer las cosas bien, la primera noche os despedís con un beso y un teléfono, elegantemente caliente, pero cada uno a su casa.

Escanear_39_retoc

2- Va a venir, cuatro días!!! Me muero de ganas de verle, de follar, de divertirme y de conocerle más!!! Quiero estar estupenda, preparo todo para que pueda estar cómodo, pienso planes para hacer y que le puedan gustar, hago una puesta a punto de la casa de de mi.

Escanear_38_retoc

 

 

3- No os voy a explicar como fue el fin de semana, de verdad que no vale la pena, pero si la anécdota final que resume todo. El último día decide ir a hacer running, es un gran atleta de las carreras de montaña, guaaaau! (leerlo con tono irónico pordios) Antes de salir de casa se prepara para la gran carrera, se pone sus shorts super sexis que porsupuesto ya no me dicen nada, su camiseta técnica arrapadita, sus deportivas super chachis molonas y esperad! Antes de ponerse la camiseta, lo descubro poniéndose laca de uñas en los pezones, así, sin más. Entro en el comedor y me encuentro esta escena dantesca y anti todo. Al ver mi cara de sorpresa, me explica amablemente que es una protección para el roze de los pezones con la camiseta, para que no sangren… Menos mal, me deja mucho más tranquila.

Ahí se acaba todo. por suerte todo sirve para algo, aunque sea para compartirlo y echarse unas risas.

FOTO_02_retoc

 

 

 

Advertisements

Bolas del desierto

Escanear_35.jpg

Yo pensaba que era mi gata la que provocaba las bolas del desierto en mi casa… Pero ahora que ella ya no está, siguen apareciendo esas grandes bolas de mierda y es cuando  me doy cuenta de que era yo!

FOLIO EN BLANCO

Escanear_41

Aquí está. Miradlo. Mi folio en blanco.

Un DIN A4 en perfecto estado, 150 g. de papel blanco nuclear, limpio y listo para volver a ser usado. Eso sí, 100% reciclado, hay que ser conscientes con el medio ambiente y con una misma.

Escanear_40

Cuando estás tan bien contigo misma que no tienes ni que justificarte.

Simplemente estás bien.

Sientes que puedes volver a ser tú, a gastar energía en tu gente porque ya no pierdes todo el tiempo en mirarte el ombligo. Sientes esa despreocupación por lo que pueda venir y vuelves a salir a la calle con una sonrisa de oreja a oreja sin buscar a nadie, solo sales y disfrutas de lo viejo y de lo nuevo de manera normal, sin desmesuras, sin tremendismos. Vuelves a caminar por la cuerda floja pero esta vez, con ese equilibro que perdiste hace unos años. Con esa naturalidad de dejar fluir, de que aparezcan las cosas, sin esperar, sin pretensiones, sin hacerte cuentos de lecheras, simplemente vuelves a sentirte cómoda en tu piel, te rescatas y te das una oportunidad para ser mejor.Escanear_44

Ahora que por fin me he desenamorado y he conseguido mi folio en blanco… me siento tan vacía…y tan perdida. Ya no tengo ninguna excusa para no ser feliz.

Me desenamoro sí. Empieza el vértigo, ese amor que me alimentaba y me sustentaba, ese amor medio sueño, medio real se desvanece.

Por un lado tengo miedo al vacío, al eco que rebota desde el otro lado, por el otro siento emoción por lo que pueda venir, por darme la oportunidad y por volver a sentir esa ligereza en mi caminar y esa despreocupación en mi estómago. Pero lo mejor de lo mejor es, que vuelvo a creer en mí profundamente.

Salgo a la calle y me siento tan bien, hace un día precioso, un sol radiante que ilumina mi melena, salgo a la calle y miro hacia el frente. Me quiero volver a comer el mundo pero no en plan salvaje como antaño, esta vez lo haré con cuchillo y tenedor, a lo sibarita. Siento que hoy va a ser un gran día.

Adelante Bonaparte. Pies para que os quiero, camina, lánzate a la piscina, permítetelo todo. Vuelve a empezar, preparada… lista… ya!

FOTO_01

 

 

Reflexiones

Escanear_10

¿Por qué siguen fabricando las almohadas de los juegos de cama con una única funda para almohadas que haces si tienes dos almohadas en vez de una? ¿A quien se le ocurrió diseñar las almohadas largas inseparables para una cama de matrimonio?, ¿Que pasa?, que si tienes pareja tienes que compartir todo… y si a ti te gusta dormir abrazada a la almohada y a tu pareja le gusta dormir debajo de ella… se trata entonces de una pareja incompatible Y si estás soltera…tranquilos, en la tienda te cortan la funda y la dividen en dos sin coste añadido.

Escanear_17

Si, es real y sueño cosas peores.

Escanear_26

No lo entiendo, ¿Qué quiere decir?, ¿Es para diferenciar las bragas de los calzoncillos?

Seguramente el creador de la ropa interior, que debió nacer hace tantos siglos que no había luz eléctrica, pensó que era una buena idea para los consumidores, así podrían vestirse a oscuras sin equivocarse de prenda. Si no es esta la razón, de verdad que no lo entiendo.

Y si es así, ¿podemos actualizarnos ya?, la luz eléctrica llegó hace unos 140 años más o menos. Gracias.

Escanear_29

Cuando estás en una discoteca la mar de tranquila y taja, conversando con tu amiga que va más taja que tú y te está contando secretos inconfesables, en un rincón de la sala, sin molestar a nadie y ajena a el resto del mundo, solo con los ojos fijos en tu amiga y su momento de confesiones, cuando nada más que ella te importa en ese momento y aparece en escena un chico guapo acompañado de su amigo también guapo, jovencitos, si, pero guapos y se acerca, hace que detengas tu conversación íntima y muy muy interesante con tu amiga para escuchar que te está diciendo y entonces oyes esto:

-Eres guapa…pero estás un poco granadita.

(Para los que no entiendan el significado de granadita, es algo así como madurita pero en currado. pero que jode igual, vaya).

Qué coño le contestas…

En mi caso lo envié a la otra punta de la discoteca y le prohibí acercarse a 100 metro de mi en toda la noche a parte de decirle que el que estaba equivocado era él acudiendo a una discoteca de eso…granaditos.

 

 

La mujer de las agujas

Escanear_30

Cuando pensaba que los imanes no podían superar ninguna terapia, llegaron las agujas de acupuntura. A mi terapeuta no se le ocurrió mejor instrumento de tortura para activar mi sistema nervioso y acabar de una vez con la maldita infección, un poco ya a la desesperada porque la cosa empezaba a torcerse, recaía continuamente, estaba cuatro días bien y siete mal, y luego era un día mal y otro bien y después ya no me acordaba el día que había estado bien, la verdad; quizá una hora al día no sentía molestias y era como un milagro. Me sentía seca por dentro, como si el maldito ventilador de Beyonce se me hubiera metido en la vagina en pleno videoclip.

Escanear_37Así que probé con la acupuntura, mucho más dolorosa y aparatosa, menos estética y dibujable, no me caían bien esas agujas estériles tan finas y tan puñeteras, sobre todo las clavadas en el ceño o en los laterales del dedo gordo, ay!

Salía de la terapia cabreada, de mal humor y con el ceño aún más fruncido de lo que suelo llevarlo, la cosa no funcionaba y yo cada vez me ponía más triste.

Escanear_42El problema es que cuando empezaba a mejorar tuve una recaída grande; mi viaje al fin del mundo programado con un año de antelación no fue todo lo guay que tenía que ser, tuve que lidiar con ciertos conflictos que desbarataron todo el trabajo que se había pegado mi terapeuta y ahí fue cuando me di cuenta que el problema no solo provenía de mi vagina, ese era el origen, pero había subido y escarbado como un gusano de arroz hasta mi cabeza y había aposentado su sucio culo gordo en mi glándula de los sentimientos. Ahí estaba el tío, alimentándose de mis miedos, mis nervios, mis inseguridades, mi soledad y mi tristeza, acurrucado en la grieta más grande de mi corazón. Ahí mi terapeuta, todo delicadeza y sensatez me tuvo que confesar que no podía llegar con los imanes, ni con los imanes, ni con la acupuntura ni con ninguna terapia natural, eso solo podía curarlo yo.

Escanear_34

Y eso que lo probamos todo, incluso el yogur (la peor experiencia de mi vida). Nunca había asistido a una batalla tan campal entre bacterias y aunque mi terapeuta insistía en que eso era bueno, quería decir que funcionaba porque las bacterias buenas estaban luchando, a mi no me convencía tener esa guerra civil en mi vagina.

Escanear_31

Escanear_43Mi estado anímico no era el mejor, vivía una temporada de esas oscuras y tristes en las que parece que nada se te da bien y no quieres molestar a nadie, pensé que quizás el problema era estar tan pendiente de mi cuerpo, de los brotes de mi vagina, dejé de escucharme tanto y empecé a mentir a mi terapeuta y con ello, a mi misma.

– ¿Cómo estás hoy?

– Estoy perfecta, divina de la muerte.

– ¿Estás segura? Has pasado de un extremo al otro, no es que sea la mejor estrategia.

(Bueno, esto último no me lo dijo nunca, pero estoy segura de que lo pensaba).

Así que después de más de medio año de terapias naturales, decidí cambiar otra vez de estrategia, incluso mi terapeuta, él siempre tan majo y sincero me dijo que quizás podía volver a consultar a un ginecólogo, pero a ver dónde encontraba yo un gine que me arropara con la manta y me preguntara cómo me sentía… iba a ser difícil.

Nos despedimos, con pena, le dije adiós a los imanes, a las agujas en los dedos, a la camilla de espuma y la manta polar que me hacía sentir en casa, pero de lo que no me despedí fue de la fuerza magnética, del más y del menos y seguí adelante intentando levantarme todos los días con una sonrisa de oreja a oreja para ver si el mundo se enteraba de una vez que ya había aprendido la lección y ya era hora de una buena temporadita.

Al final el tío me escuchó…y todo cambió, pero eso será en otro capítulo, claro.

Escanear_28

La niña imantada

Escanear_25Cuando tu salud sigue jugando malas pasadas y ya estás bastante desesperada, sueles buscar alternativas. Después de mucho indagar, investigar y por fin, dejarme aconsejar (cosa que normalmente no hago) me arriesgué a probar con la medicina natural. Me aconsejaron probar a hacer una terapia con imanes y me sonó tan extraño y divertido que me aventuré a ello, como siempre, a lo valiente.

Con las probabilidades que tenía, dada mi reciente mala suerte, podía caer en el lugar más chungo del planeta, lleno de gente charlatana y personajes místicos de los que te calientan la cabeza y te vacían el bolsillo, pero al contrario, no fue nada mal, por fin encontré a un profesional con ganas de escuchar mi historia y, sobre todo, de no juzgarme. Por fin había encontrado lo que necesitaba, alguien que hiciera un esfuerzo por mejorar mi salud y me diera una solución a mi problemilla.

Escanear_36

Mi infección bacteriana era el perfecto desequilibrio iónico, que suena a biónico pero nada que ver, si fuera biónica otro gallo cantaría. Total… que mi vagina estaba a rebosar de microorganismos cargándose toda fauna y flora. Así que mi terapeuta, super motivado con mi gran desequilibrio general, me habló del biomagnetismo y de su obra y milagros en el mundo de los bajos femeninos.

La verdad es que llegué a la consulta sin muchas expectativas y nada informada sobre el método de los imanes, no sabía ni qué forma tenían y no lo supe hasta muchas sesiones más tarde, cuando rompí el hielo pidiendo una foto a mi terapeuta de las pintas que tenía tumbada en la camilla. Este fue el resultado:

Escanear_27

Antes de tumbarme en la camilla debía enseñar la lengua y mis muñecas para saber cómo iba la infección y mi equilibrio, el tema de enseñar la lengua no mola nada.
Antes de abrir la boca y enseñar la lengua, lo primero que te viene a la cabeza es ¿qué es lo que acabo de comer?, ¿cómo olerá mi aliento? y ¿tendré algún tropezón extra?

Después de eso, me tumbaba en la camilla vestida y mi terapeuta iba colocando sobre mi cuerpo imanes de diferentes tamaños y formas, luego me arropaba con una mantita verde polar monísima… en ese momento solo le faltaba un besito de buenas noches y el cuento antes de apagar la luz. No había cuento pero soñaba mucho en esos 30 minutos. Eso sí, antes de apagar la luz y salir de la habitación, se giraba y me recordaba que la podía llamar si se me caía algún imán al hacer un leve movimiento. Nunca lo hice, antes muerta que gritar como una energúmena y romper con ese maravilloso momento de felicidad.

No sabéis lo bien que me sentía debajo de esa mantita, la camilla acolchadita y la luz cerrada, con el rumor leve de otros pacientes en la habitación contigua y la tranquilidad de que te están y te estás cuidando. 30 minutos de siesta con babita incluida que me dejaban como nueva, no sé si me ayudaron más los imanes o las siestas reparadoras de esos meses. Me sentía bien porque tenía esperanza y confiaba en mi terapeuta.

Escanear_23

Así que mi relación con los imanes empezó a funcionar, mejoraba muy poco a poco, la infección iba desapareciendo y solo quedaba un gran vacío que tenía que poblarse de nuevas bacterias buenas para poder volver a funcionar como siempre. Amaba los imanes, el ritual de ponerlos sobre mi cuerpo, el momento de quedarme tan quieta que aveces me olvidaba respirar, la voz sosegada y relajante de mi terapeuta preguntando qué tal estaba y como me sentía, era como volver a los once años y tener a tu mami cerca ese día que te pones con 40º de fiebre pero no tienes miedo porque ella está ahí.

De ahí mi nuevo alter ego “La niña imantada”, un buen mix entre la canción de Love of lesbian y mi súper terapia de imanes. Me gustaba ser la niña de los imanes, sentir todo ese magnetismo en mi interior, el positivo y el negativo haciendo fuerza, notaba la fuerza, la presión y el peso.

Pero desgraciadamente el desequilibrio que yo tenía era general, no solo de mi vagina, así que mi alter ego tendría que haber sido “La niña loca de los imanes”.

Escanear_24

 

 

 

Casi, casi, folio en blanco

Sabes esa sensación de empezar a poner orden en tu vida sentimental, de hacer listas y listas de cosas que quieres cambiar, que no vas a volver a hacer, en las que no vas a caer otra vez, listas con tachones, con borrones y alguna que otra pincelada de típex. Listas de lo que has aprendido en este tiempo, de los hombres maravillosos que has conocido y algunos, los que menos, que no han sido tan maravillosos pero que ahí están, en el puto folio… ese folio que mide 21 cm de ancho x 50 km de largo.

Escanear_11

¿Qué quiere decir tener un folio en blanco? Pues es tener vía libre, poder ofrecer algo nuevo a alguien nuevo, algo puro, limpio. Estar desintoxicada, poder ser mejor y dar lo mejor, querer ofrecer y que te ofrezcan sin miedo a no sentir el equilibrio. Sin rencor, con las cosas resueltas, sin arrastrarse por la vida y sin hacerme, ni hacer daño a nadie. Eso es para mi UN FOLIO EN BLANCO. Y es así; repasando mi folio de vida amorosa me sorprendo con  la grata sensación de empezar a entender aquello que te repetían viejos  amigos de disfrutar la soledad y vivir de forma serena y equilibrada. Y  eso creo que es el principio, porque para conseguir un folio en blanco,  primero debo estar bien yo conmigo misma y sentir el equilibrio en mi, si no, vamos mal.

 

Escanear_12

Escanear_13Empiezo a no tener ganas de perder el tiempo, y con ello no quiere decir que me vuelva loca por estar con alguien, al contrario, estoy tan bien soltera que ahora me lo pienso dos veces antes de lanzarme a conocer a alguien, mucho va a tener que valer la penaEscanear_21

Escanear_20

He cruzado el charco

Esta mañana he tenido que cambiar mis botas de Soltera con Botas por unas botas de agua porque a las 10 hora local he cruzado el charco dando un paso largo.

Me hace mucha ilusión compartir con todos vosotros mi primera publicación en Perro Crónico, una interesante publicación digital de Taller Iberoamericano de Nueva Narrativa en alianza con el Subsistema de periodismo de la Ibero con sede en la Ciudad de México.

“Mediante sus artículos promueve la inclusión social y cultural, la equidad de género, la no discriminación, la libertad de expresión, la igualdad de las personas, el diálogo democrático, la reparación del tejido social y la expresión creativa y artística de los individuos y sociedades.

Apuesta por la práctica periodística con base en los principios de imparcialidad, objetividad, transparencia, responsabilidad y honestidad. Impulsa la investigación y fomenta la creación de conocimiento, contribuye al desarrollo cultural y organiza actividades, cursos, seminarios y pláticas.”

Me conocieron a través de mi blog y contactaron conmigo porque quería publicar uno de mis posts, concretamente el de mi viaje a Japón donde hago un repaso de las 10 cosas que se deben hacer si se viaja a este increíble país lleno de contradicciones.

Aquí os dejo el enlace por si le queréis echar un vistazo.

perrocronico.com/author/nurialopezmora/

He de dar las gracias a Sergio Rodríguez Blanco, director editorial de Perro Crónico por arriesgarse a publicar mis locuras irreverentes sin vergüenza y por darme la oportunidad de asomar la nariz al otro lado del charco y un “GRACIAS” muy especial para Sara Barragán del Rey, editora de Perro Cronico y una muy buena amiga que confió en mi trabajo y apostó por mí.

Es un orgullo poder haber podido participar con vosotros y estar entre gente tan interesante y profesional.

¡GRACIAS!